Costos de construcción vuelven a dispararse: sueldos y fase de instalaciones lideran alzas.

por -

Incremento está ligado a mayores salarios pagados a trabajadores que se desempeñan en etapas más especializadas de las obras. Esto, en medio de un auge de faenas residenciales.

Los sueldos más altos que las constructoras están pagando a trabajadores especializados que se desempeñan en fases de terminaciones e instalaciones son el principal factor que está encareciendo los costos de edificación. Así lo reconocen en el sector, donde agregan que esto se da en un contexto de auge de obras residenciales que se comercializaron anticipadamente en 2015 -y que se deben entregar este año- para eximirlas del pago de IVA a la venta.

00001

Los costos de la construcción habían moderado sus alzas en 2015 con tasas de crecimiento que mes a mes estuvieron por debajo del 3,5% anual. Incluso cayeron a terreno negativo en ciertos períodos (abril-mayo) de ese ejercicio.
Pero a partir de marzo de 2016, los costos de edificación comenzaron a subir, creciendo 5,2% anual ese mes y 7,1% en abril. Así, el incremento promedio de los primeros cuatro meses de este año fue de 4,19%, según datos recogidos del índice general de costos elaborado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).

Este aumento es el más alto de los últimos dos años para el lapso enero-abril, pero es menor al registrado en 2013, cuando el salto fue de 11% en medio de la escasez de mano de obra, debido a que el boom de la minería demandaba más trabajadores.
En 2016, el componente “sueldos y salarios” del índice de costos es uno de los que más han crecido, con un ascenso de 7,9% anual en el cuatrimestre. A la vez, las etapas de las obras que más se han encarecido son las de instalaciones, con un alza de 9,1% en igual período, y las de terminaciones (7%). En tanto, en la fase de obra gruesa, donde se requiere de menor especialización, los costos cayeron 4,2%.

El gerente de Estudios de la CChC, Javier Hurtado, señaló que la mano de obra tiene una incidencia del 53% en el costo de una construcción. Explicó que el encarecimiento está ligado a labores de instalaciones eléctricas, de agua potable, cerámicas, muebles de cocina y vidrios.

Hurtado sostuvo que pese a que el boom minero terminó, no existe mayor disponibilidad de mano de obra, sino una “escasez relativa”, asociada al auge de construcciones residenciales que partieron en 2015.
El gerente general de Moller y Pérez-Cotapos (MPC), Marcos Retamal, comentó que “los costos laborales han seguido ajustándose al alza”.
El gerente general de Inmobiliaria Fortaleza, Pablo Muxica, sostuvo que “ha vuelto mano de obra más calificada, que había migrado a otras industrias, que es más productiva, pero tiene mayor costo”.

A marzo de 2016, el ingreso imponible promedio en la construcción era de $631.786, mayor que los $614.404 de un año antes, según la Superintendencia de Pensiones.

Sobre el costo de los materiales, Retamal indicó que “el fierro dejó de caer en su precio hace ya un tiempo y debe considerarse que el dólar se ha mantenido alto”. Muxica, en tanto, señaló que el “precio en pesos del acero y cemento ha subido”.


Fuente: Economía y Negocios, El Mercurio. Junio 2016

ASATCH A.G.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *