El nulo impacto que causa en la plusvalía el proyecto de integración, mal llamado “Viviendas Sociales” en Las Condes.

por -

La Asociación de Arquitectos Tasadores de Chile, Asatch, gremio de profesionales especialistas en temas de valoración inmobiliaria y estudios relacionados, al respecto del polémico proyecto, hace presente su opinión.

Al preguntar al común de la gente que explique ¿Qué es una vivienda social?, de inmediato vienen a la mente la imagen de esa pequeña casa o departamento de 35 M2, adquirida por donación del estado, situada en un barrio marginal carente de servicios y potencial foco de delincuencia producto del hacinamiento y mal vivir de sus ocupantes.

Pues bien, algo hay de razón, no obstante, en la actualidad el término “Vivienda Social” ya está bastante obsoleto, pues desde hace varios años se denominan Programas Habitacionales Serviu, entre los cuales encontramos viviendas para familias de sectores: Vulnerables (hasta 950 UF), Sectores Medios (entre UF 1.000 y UF 2.200), además de un tercer tipo denominado De Integración, el cual busca ubicar familias de diferentes realidades socioeconómicas en barrios bien localizados y cercanos a servicios, con estándares de calidad en diseño, equipamiento y áreas verdes.

De acuerdo a lo revisado en los medios, el proyecto de la Rotonda Atenas estaría dentro del rango superior de precios de estos programas, y sin mayor diferencia en cuanto a superficies, aspecto y distribución que muchos proyectos existentes por toda el Área Metropolitana de Santiago (1D-1B, 2D-1B, 2D-2B), inclusive en el mismo entorno, por consiguiente, el proyecto sería similar a la tipología media del sector, no afectado para nada a la tan temida “plusvalía del barrio”.

La plusvalía o la minusvalía de un área específica obedece a factores físicos ligados a la urbanización, tales como son la conectividad, disponibilidad de servicios, áreas verdes, pavimentación y redes sanitarias, del tipo ambiental si hay presencia de agentes contaminantes y de impacto social como cercanía a cárceles, barrios de actividad nocturna o poblaciones conflictivas. De todo lo anterior, en ningún aspecto afectarían los departamentos propuestos por el municipio de Las Condes.

Por otro lado, en términos sociológicos, no habrá por qué temer a los nuevos vecinos, pues son todos de la misma comuna, que han convivido por años con los mismos que reclaman, y que sólo no cuentan con los ingresos necesarios para adquirir una vivienda al precio actual de las ofertadas en la comuna de Las Condes, motivo por lo que viven de allegados.

Finalmente, si bien es un interesante proyecto de solución habitacional para los vecinos de la misma comuna, al cual damos todo nuestro apoyo y esperamos que resulte, existiría un claro error comunicacional en el concepto de “Vivienda Social” pues en realidad debieran llamarse Viviendas Económicas de Integración, tal como son definidas actualmente.


Directorio Asatch, 11 de julio de 2018.

Asatch

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *