Estándares internacionales para medición de edificios (IPMS).

por -

En mayo de 2013, unas 56 asociaciones relacionadas con el mundo inmobiliario acordaron atajar lo que se estaba convirtiendo en un problema.

En el World Bank (Banco Mundial), en mayo de 2013, unas 56 asociaciones (en el documento indican 56, en la web ya dicen 66) (entre las que se encuentran la Asociación Española de Análisis de Valor (AEV), la Asociación Profesional de Sociedades de Valoración (ATASA) y el Fondo Monetario Internacional) relacionadas con el mundo inmobiliario acordaron atajar lo que se estaba convirtiendo en un problema. Se creó un Comité formado en su mayoría por profesionales con titulación de RICS, cuyo objetivo era generar unos estándares de medición de edificios que sean aceptados independientemente del país donde se apliquen.

Como resultado, en noviembre de 2014 publicaron las IPMS (International Property Measurement Standards) que definen los tipos de superficie y procedimientos de medición para edificios de Oficinas en esta primera edición, a la que seguirán otros tipos de edificios más adelante.

International Property Measurement Standards (IPMS)

Estas normas pueden ser revisadas en el sitio web www.ipmsc.org  en su versión original de ingles, o descargar  en español aquí que en resumen indican lo siguiente:

En lo técnico, se establecen tres tipos de superficies:

– IPMS 1: define el área total hasta las caras externas de los paramentos verticales planta a planta, aplicable no sólo a edificios de oficinas, sino a cualquier tipo.
– IPMS 2 – Office: sólo para edificios de oficinas, establece el área hasta las caras internas de los paramentos verticales.
Los estándares también definen lo que debe considerarse “paramento vertical dominante” como aquel que ocupa más del 50% de la superficie del mismo (así, en una cristalera de suelo a techo, se debe medir hasta la superficie interior del cristal y no hasta la arista que separa suelo y pared. También debe reportarse planta a planta.
– IPMS 3 – Office: también específica de edificios de oficinas, indica la superficie interior excluyendo “zonas comunes”, como puedan ser vestíbulos, salas técnicas, cuartos de limpieza, etc. Se debe reportar planta a planta y ocupante por ocupante.

Consecuencias de adaptar esta norma:

De acuerdo a estos parámetros las empresas consultoras inmobiliarias, especialmente las que gestionen clientes y operaciones a nivel internacional, tendrian que empezar a adoptar unos estándares que vienen apoyados y fomentados por RICS. Las empresas tasadoras en España por ejemplo, han comenzado a ver la necesidad de contar con miembros RICS entre su personal, y en la medida que los clientes de las mismas tengan que satisfacer los estándares internacionales, es lógico pensar que estas normas podrían llegar a imponerse como método habitual de medición. Es decir, que es probable que los tasadores lleguen a necesitar entender bien estos términos porque puede que tengan que medir y emitir un valor comercial de acuerdo a ellos, pues con la globalización, es de suma importancia que un cliente de un determinado país, al requerir tasar una propiedad en otro lugar del mundo, los parámetros del lugar donde se realiza el estudio correspondan a los mismos que entiende el solicitante.


Fuente: Asatch, diciembre 2016; blogdetasadores.blogspot.cl
Versión en español de Normas Internacionales de Medición Inmobiliaria (NIMI) Edificios de oficinas.

ASATCH A.G.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *