EVOLUCION DE LOS ASPECTOS CIENTIFICOS Y PROFESIONALES DE LA ACTIVIDAD DE TASACION.

por -

Mucho antes de los conceptos de mercado y precio en la cultura económica de la humanidad, existía ya la profesión del tasador cuya función principal consistía en asignar un valor a determinado tipo de activos. Desde los nilometros egipcios hasta nuestros días la actividad tasativa ha experimentado profundos cambios y seguirán ocurriendo junto con los avances científicos y tecnológicos.

Tasación y globalización.

Al igual que ha ocurrido en otros campos de la ciencia, la tecnología, el conocimiento, mas o menos formalizado y de la actividad profesional altamente cualificada, después de grandes periodos de tiempo en que han permanecido sin variaciones apenas perceptibles experimentan cambios profundos con el proceso de la globalización, interpretada como libre circulación de ideas, recursos humanos y mercancías. En efecto, la incorporación de la informática y la telematica a las comunicaciones en los últimos años del siglo XX y primeros del siglo XXI, han impreso cambios de tal envergadura en el proceder de las sociedades modernas que para producirse en épocas anteriores hubieran hecho falta siglos. En el caso concreto de la valoración o tasación no ha sido una excepción; mas bien al contrario: al tratarse de una actividad no excesivamente reglada y entendida de manera muy diferentemente en las diversas culturas, ha sido más vulnerable a los cambios en los diferentes planos, tanto metodológico como profesional Posiblemente y desde una perspectiva profesional, solo interesen aquellos cambios que afecten directamente al mercado de trabajo y su reglamentación, sin embargo a largo plazo, este es consecuencia del progreso de la valoración como ciencia, del comportamiento de la economía, de la reglamentación de cada país y de las normas internacionales de organismos e instituciones y, como paso previo a todo ello de la formación necesaria y mas conveniente para poder ejercer con eficacia el oficio de tasador en un mundo globalizado, cambiante, cada vez mas complejo y donde el valor económico toma cada vez un soporte mas sutil e intangible.   Por otra parte, los cambios han circulado por los diferentes países del mundo a distinta velocidad. Así, por ejemplo, los cambios que se refieren a las ideas y la investigación han circulado a una velocidad de tiempo real por la red que permite conocer los trabajos científicos que se están realizando en todo el mundo en el momento de su publicación sin mas tardar. Por el contrario, aquellos cambios que afectan a las instituciones y corporación son mucho más lentos al estar lastrados de una inercia que impide evoluciones y procesos de convergencia rápidos.

Algunos antecedentes sobre la actividad.

Mucho antes de que existieran los conceptos de   mercado y precio en la cultura económica de la humanidad existía ya la profesión del tasador o valorador cuya función principal consistía en asignar un valor a determinado tipo de activos, bienes, servicios, derechos y perjuicios. Efectivamente, existe constancia que 3.000 años antes de Cristo, en el antiguo Egipto se empleaban los kilómetros, construcciones (en brazas como unidades de medida) pensadas para calcular el caudal del rio Nilo, como su nombre indica, con el fin de establecer la cantidad y el valor de las cosechas previstas y en función de las mismas los impuestos que cada agricultor debería pagar al emperador. Especialmente famosos fueron los kilómetros de la isla Elefantina y Assuán y algunos autores han querido ver en estas operaciones el origen de la tasación o valoración como ciencia y como profesión mientras otros, además, consideran esta forma de actuar como un antecedente de la regresión. La cantidad de cosecha o el valor de la misma se podría considerar como la variable dependiente o endógena y el caudal de agua, medido en brazas del nilometro, representaría la variable independiente o exógena. Ambas ciencias, Valoración y Estadística, estarán estrechamente unidas en el desarrollo de la primera y, en el momento actual, los métodos estadísticos se consideran como un instrumento indispensable, tanto para la actividad científica como profesional de los especialistas valoradores. En el plano científico, junto a los avances de los procedimientos de calculo que proporciona la informática, como posibilidades de avances teóricos futuros.

De la tasación de la tierra a la valoración de intangibles.

Desde los nilometros egipcios hasta nuestros días la actividad tasativa ha experimentado profundos cambios que se pueden agrupar en tres grandes conjuntos.

  1. A) En el plano de los conceptos Sin lugar a dudas el concepto fundamental de la valoración actual es el valor de mercado, en términos deterministicos o el valor probable de mercado o más probable de mercado en términos escolásticos, aunque existe una amplia gama de valores (subjetivo-objetivo, de capitalización, de repercusión, de coste, complementario, de sustitución para los bienes con mercado y valor hedonico, travel cost u otros para la valoración de activos sin mercado).
  2. B) En el plano de los métodos Algo parecido a lo ya apuntado sobre los conceptos de valoración ha ocurrido con los métodos y procedimientos de calculo. Si el rigor de los conceptos ha evolucionado con el progreso y desarrollo de la Teoría de los precios y mercados, el rigor en los métodos y procedimientos lo ha hecho con la evolución de los métodos estadisticos desde los métodos comparativos escasamente formalizados hasta la valoración analógica, los métodos multicriterio, las carteras inmobiliarias o los desarrollos a partir de la función beta de Ballestero.

C)             En el plano de las aplicaciones Es precisamente en las aplicaciones de la tasación o valoración donde los cambios son más perceptibles pudiendo comprobarse un desplazamiento desde la tasación de la tierra como principal fuente de riqueza, cuando no la única, hasta la valoración de intangibles y otros activos cuya operación era impensable hace tan solo unos años.

Nuevas tendencias en el campo de la profesión y formación del tasador.

Como ya se ha indicado anteriormente, la globalización no generado los efectos previsibles en el campo de la actividad profesional con la misma rapidez que hoy en día circulan los conocimientos, los métodos y las aplicaciones prácticas debido a varias razones.

En primer lugar, porque la reglamentación de determinados tipos de trabajo profesional altamente cualificado de nivel universitario, están reglamentados por la legislación propia de cada país, diferente de un país a otro. En segundo lugar, porque, al margen de que exista reglamentación o noten muchos países existen grandes entes corporativos, como los colegios profesionales, asociaciones y sociedades, cuyo principal objetivo es la defensa de los intereses profesionales de sus afiliados y, por lo tanto, el acotamiento de las competencias profesionales, y En tercer lugar, existen asociaciones y entidades más liberales que dejan el tema de las competencias profesionales al mercado libre y cuyo objetivo es la continua mejora de la calidad de los informes de valoración mediante la formación continua, las publicaciones y la normativa propia.

Nuevas tendencias en el campo de la formación.

Estrechamente relacionado con el campo profesional debería estar el campo de la formación, relación que no siempre se establece o, por lo menos no se establece con la intensidad y rigor necesarios. En lo que se refiere a la formación existen, por lo menos dos grandes temáticas de carácter conceptual que, al margen de la asignación de competencias profesionales, es conveniente analizar: contenido y método. Las propuestas sobre las materias y programas de formación en valoración se vinculan al perfil profesional que con dicha formación se pretenda conseguir dentro de un intervalo generalista-especialista.

El enfoque especialista, aceptado en países europeos latinos, como España y Francia, consiste en considerar la actividad de la valoración como una actividad subsidiaria y dependiente de un perfil profesional eminentemente técnico y limitar la actividad valorativa exclusivamente a dicho campo.

El enfoque generalista, más propio de los países anglosajones y su área de influencia, consiste en considerar la valoración con entidad conceptual y metodológica propia cuyo objetivo principal es la interpretación de los mercados y el comportamiento de los precios de diferentes activos en los mismos, cuando estos mercados se caracterizan por alejarse de los modelos de competencia perfecta, bajo diversas hipótesis.

Resumidamente se pueden enunciar algunas de las tendencias internacionales en el campo de la formación universitaria

  1. A) Sustitución del concepto de enseñanza por el de aprendizaje, mediante el cual el alumno toma mayor protagonismo y una postura más activa.
  2. B) Disminución de la formación concentrada y sustitución por la formación continua, mediante la cual cada profesional se actualiza en función de sus necesidades y de la acelerada progresión de las nuevas tecnologías.
  3. C) Sustitución del Saber por el Saber Hacer, mediante la cual se fomenta el aprendizaje de habilidades intelectuales frente al conocimiento enciclopédico, rutinario, procedimental o de cálculo, frecuentemente disponible en la red.
  4. D) Sustitución parcial de la enseñanza presencial por la enseñanza a distancia y multimedia con el fin de optimizar la logística operativa de la formación en espacio y en el tiempo y democratizar el conocimiento como principal fuente de riqueza del siglo XXI.

 

FUENTE: Elaboración propia Asatch, diciembre 2015. Base bibliográfica: Caballer, Vicente. Universidad Politécnica de Valencia.

ASATCH A.G.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *