Hasta un 23% puede variar el precio de un departamento según el piso en que se ubica.

por -

Un típico departamento que cueste 4.000 UF ubicado en el piso dos, puede llegar a 5.200 UF en el piso 15. Así indican los registros de ventas de diversos proyectos en altura en Santiago.

El terreno para construir viviendas en Santiago es escaso y, por eso, las empresas desarrolladoras de proyectos optan por los edificios. Sin embargo, no todos los departamentos de un edificio cuestan lo mismo, aunque tengan características similares: la altura juega un rol fundamental.
Los clientes buscan comodidad, pero también una buena vista desde su balcón, un mejor atributo que se debe pagar. De acuerdo a estimaciones de consultoras especialistas en tasaciones un departamento puede aumentar su valor en 2% por cada piso de altura influenciado por este factor, aunque también se suman otras cualidades.
Generalmente en los edificios recientes, los departamentos que corresponden a pisos superiores poseen los mayores valores porque ofrecen mayor aislación del entorno y por lo mismo mayor privacidad. Otro aspecto es que existe además una asociación de exclusividad con la altura y en un edificio generalmente la variación está en torno al 1,15% – 2%.

Cuando un edificio tiene más de 20 pisos, los que van del 12 al 15 varían muy poco de precio, los que están más arriba suben en torno al 2% y en los pisos inferiores la variación es cercana al 1%.
Ocupando esta regla, para un departamento que cueste 4.000 UF en el piso dos de una torre puede llegar a las 5.200 UF en el piso 15. Es decir, una diferencia de hasta 23%
Para el caso de los edificios de pocos pisos la variación de valor entre niveles es mayor al 2%. También, influye la orientación del departamento, siendo más cotizados los que apuntan al norte, mientras que los que miran al sur son más baratos porque tienden a ser más fríos al no llegarles el sol.
Según los datos de Arenas & Cayo, desde fines de 2010 a la fecha, considerando los permisos de edificación aprobados por los municipios de la capital, el promedio de altura en los edificios de Santiago es de 9 pisos “con una predominancia de los que tienen entre 4 a 8 pisos que representan el 56% de todo el universo de edificios levantados desde el 2010 a la actualidad”.
El tema de la altura está mayoritariamente determinado por la normativa vigente en el lugar de desarrollo del edificio, es decir, en la mayoría de los casos en el desarrollo de un edificio de departamentos, el número de pisos y la cantidad de superficie construida sobre el nivel de suelo, son directamente determinadas por el mercado.

Construcción residencial alcanzó una media de 8,4 niveles con las nuevas obras iniciadas el año pasado. Estación Central desplazó a Las Condes y Santiago y es hoy la comuna más “alta” de Chile.

En el análisis de los proyectos nuevos, Estación Central y Macul llevan la delantera entre las comunas de la capital con torres de viviendas más altas con un promedio de 18 pisos. Le sigue Independencia (17) y Estación Central (15). Esto, demuestra que en estos sectores hay menos restricciones a la construcción en gran altura.
En comunas más centrales, como Santiago, Providencia o Las Condes, los municipios introdujeron cambios a los planos reguladores insertando límites constructivos a las inmobiliarias. Por consiguiente, se están desarrollando fenómenos en el mercado de la vivienda que son complejos. Existe una disminución de la oferta, un crecimiento de la venta en verde y la escasez de terrenos para ejecutar los proyectos, todos estos factores han impactado en el precio de las viviendas del Gran Santiago en un 7% anual desde el 2012 aproximadamente.


Fuente: Elaboración Propia Asatch junio 2016. Basado en reportaje de La Segunda Online

ASATCH A.G.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *