La hacienda vitivinícola Mendoza y San Juan en el siglo XVIII.

por -

El siguiente artículo se refiere a una investigación realizada por el Doctor en historia, Doctor en Estudios Americanos y profesor del Instituto de Estudios Humanísticos de la Universidad de Talca, Pablo Lacoste.

Dentro de las materias tratadas, permanentemente se hace referencia a un personaje denominado “maestro tonelero” que en nuestro tiempo correspondería a un tasador.

En abril de 2007, fue acepado por el comité editorial de la Revista Universum el artículo denominado “La hacienda vitivinícola (Mendoza y San Juan, siglo XVIII)”, el contenido del estudio debate acerca de la tradicional hacienda latinoamericana donde destaca la del tipo agropecuaria. Sin embargo, un modelo que convivió con esta fue la denominada hacienda vitivinícola. Este tiene varios elementos en común con aquella, pues ambas compartían las prácticas autoritarias y la ideología conservadora de sus propietarios. Pero, paralelamente, había interesantes diferencias entre ambas. Por un lado, la hacienda vitivinícola estaba conectada con la pequeña propiedad y la agricultura intensiva orientada a la industria; por otra parte, la hacienda vitivinícola se revelaba más dinámica en términos sociales y económicos.

El caso estudiado se encuentra en la provincia de Cuyo del Reino de Chile y se funda en documentos originales inéditos de archivos de Mendoza, San Juan, Buenos Aires y Santiago.

La investigación permitió identificar algunos aspectos relevantes del perfil de las haciendas y los hacendados vitivinícolas cuyanos del siglo XVIII, examinado las principales características tanto del sistema productivo (bodegas, lagares, vasija) como de los aspectos culturales y sociales, incluyendo las bibliotecas, capillas y oratorios, y los lazos humanos dentro de la hacienda.

HaciendaEn el escenario socioeconómico latinoamericano colonial, la hacienda vitivinícola emerge como un espacio en el cual se superpusieron elementos tradicionales e innovadores.

Las ideas conservadoras cercanas al clero y la milicia, se alternaron con la dinámica industrial, la innovación, la generación de riqueza y la movilidad social. En este contradictorio escenario se fue forjando una incipiente burguesía regional.

Dentro de las materias tratadas por el historiador, permanentemente se hace referencia a un personaje denominado “maestro tonelero” (1) que en nuestro tiempo correspondería a un tasador, pues a modo de ejemplo en una de sus anotaciones se describe los siguiente:

“La expansión del envase de madera significó la progresiva decadencia de los hornos botijeros y su sustitución por los talleres de tonelería. El oficio de tonelero fue cada vez más valorado en Cuyo. Los primeros toneleros eran escasos y muy consultados en el momento de tomar decisiones. Así, por ejemplo, para realizar inventarios de bienes y tasaciones, se solía llamar a un maestro tonelero para que contribuyera a establecer el valor de una bodega, sobre todo la parte de vasija vinaria”

HaciendaVitivinícola Cuadro 1

Descargar Artículo Completo


(1) Se llama tonelería a la fabricación artesanal de recipientes de madera de forma abombada.

Fuente: Revista Universum Nº 22 Vol.1: 152-185, 2007. Artículo elaborado en el marco de la ejecución del proyecto FONDECYT 1051109.

ASATCH A.G.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *