La resaca financiera llega a Silicon Valley.

por -

Con las firmas de capital riesgo batiéndose en retirada, las ‘start ups’ tecnológicas optan por recortar plantillas y reducir gastos

No hace mucho, los trabajadores de Practice Fusion, la plataforma en la nube que permite acceder al historial clínico de los pacientes, saboreaban comida sana gratis y participaban en carreras de triciclos en la oficina. Sin embargo, la extravagancia de Silicon Valley se está acabando. Practice Fusion ha despedido a su consejero delegado y a una cuarta parte de su personal, además de reducir gastos en proyectos para ahorrar.
Hace un año, las start up con modelos de negocio emergentes obtuvieron tasaciones de miles de millones de dólares al tiempo que los inversores competían entre ellos para entrar en estas firmas. Hoy en día, el capital riesgo afronta una escasez de start up exitosas. Los inversores, al presenciar el colapso de las acciones tecnológicas y la debilidad económica, están haciendo una selección en sus carteras y obligando a las empresas con necesidades de liquidez a cerrar o a reducir su tamaño. Estos cambios están deteriorando la idea que dirige la economía de Silicon Valley; trabajar duro, garantizar fondos de capital riesgo y hacerse rico.

Con las tasaciones cayendo, para algunos la quiebra está a la vuelta de la esquina.

Resaca_silicon_valley

Rory O’Driscoll, socio de la firma de capital riesgo Scale Venture Partners, compara la situación actual con el momento en el que se encontraba el Titanic tras ser golpeado por un iceberg. “Nadie quiere ponerse el salvavidas en seguida,” asegura O’Driscoll. Hay quienes tienen dudas. Las empresas inteligentes están intentando recortar gastos y recaudar capital. “Hay que tomar una decisión rápida”, añade.

Los inversores han financiado menos start up estadounidenses en el cuarto trimestre que en cualquier período de los últimos cuatro años. Desde noviembre, al menos una docena de compañías tecnológicas que han levantado de manera agregada más de 2.000 millones de dólares han anunciado despidos, dejando en la calle a miles de personas que, en la mayoría de los casos, representaban al menos el 15% de su personal. Otras empresas están cerrando proyectos que les hacen perder dinero y emitiendo deuda para poder salir adelante.

Cae la financiación

Según un análisis del Wall Street Journal, de las 48 compañías tecnológicas financiadas con capital riesgo que salieron a Bolsa en EEUU desde 2014, 35 cotizan actualmente por debajo de sus precios de salida.

En el cuarto trimestre, la financiación de las start ups de EEUU descendió un 6,6% hasta 17.130 millones de dólares, la menor cifra de los últimos cinco trimestres, pero aún cerca de los niveles de la época de la burbuja puntocom.

Así, Magic Leap, una start up que desarrolla tecnología de realidad aumentada, ha obtenido 794 millones de financiación a una valoración de 4.500 millones de dólares. Uber, el servicio para compartir viajes en coche, disparó en diciembre su valoración por encima de los 60.000 millones de dólares. Sin embargo, las firmas de capital riesgo sostienen que el ritmo de estas grandes transacciones está desacelerándose rápidamente, especialmente desde que las acciones del sector tecnológico cayesen en picado el 5 de febrero. Ante esta situación, algunas compañías obtienen fondos vendiendo las acciones a menor precio.


Fuente: expansion.com – marzo 2016

ASATCH A.G.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *