Política de suelos generará nuevos impuestos territoriales para evitar especulación

por -

A casi un año desde que se iniciaran las primeras discusiones, el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano presentará hoy su primera reforma: se trata de la primera política de suelos, que busca corregir anomalías que, según sus diagnósticos, hoy generan segregación social.

El paquete de medidas incluirá algunas ya anunciadas por “El Mercurio”, como la obligación de proyectos inmobiliarios que se ejecuten en zonas especiales de incluir viviendas sociales y planes de regeneración urbana, por ejemplo.

Habrá tributo a terrenos que adquieran más valor por cambio de su uso, lo que busca evitar nuevos “casos Caval”.

Entre las medidas, una central es la creación de nuevos impuestos territoriales, con el objetivo de evitar la especulación de precios. Entre ellos, se elevarán los tributos a terrenos que ganen valor por la construcción de obras públicas (como el metro) y a suelos que crezcan en avalúo por cambios normativos, como planes reguladores. Así, si ocurriera un nuevo caso como el de Caval, el Estado capturará el mayor valor que adquieren los terrenos que se venden al ser incluidos dentro del límite urbano, en caso de extensión.

La medida tributaria también busca regular la situación de viviendas que pagan bajos impuestos porque están emplazadas en sectores identificados como rurales, pero que son urbanos, como sucede en sectores de Lo Barnechea, por ejemplo. Asimismo, se cobrarán impuestos por el potencial de construcción de sitios eriazos, para desincentivar su proliferación.

“Esperamos con ansias tener una compleja, integrada y contundente agenda de cambios administrativos, normativos y legislativos asociados al suelo, y la integración social que va a derivar de las propuestas del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano”, dijo ayer, en su cuenta pública, la ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball.

Entre las acciones que anunciará hoy la Presidenta Michelle Bachelet habrá algunas de corto plazo, como planes de inversión en recuperación de barrios, presupuesto para la compra de suelos e infraestructura. Además, habrá otras disposiciones vinculadas a proyectos de ley, que se dividirán en tres grupos: cambios a la Ley General de Urbanismo y Construcción, los tributarios y la modificación de leyes de gestión pública, como la de Bienes Nacionales.


 

Fuente: Economía y Negocios, El Mercurio.

ASATCH A.G.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *